¿Cómo y cuándo se hace la poda del avellano?


🔖 Arboles frutales 📆 18/03/2021

En la anterior entrada hemos visto las técnicas de poda del olivo, y ahora toca el turno de evaluar la importancia de la poda del avellano para conseguir un crecimiento óptimo de nuestro cultivo y mejorar la cantidad y calidad de la cosecha.

Los objetivos de la poda del avellano son:

  • Controlar el desarrollo del árbol.

  • Mejorar la cantidad y calidad de la cosecha.

  • Favorecer la iluminación y aireación en la copa y en el interior del árbol.

  • Eliminación de las ramas viejas que puedan albergar parásitos, así como de las ramas secas, rotas ó dañadas.


  • Los avellanos jóvenes se podan en etapas tempranas para determinar su estructura. La estructura del árbol es fundamental ya que influye directamente en la calidad y cantidad de la producción, además de que facilita la recogida. Los avellanos que tienen más de 4 años se podan para conservar su forma y para despejar la parte interior del frutal, esto hace que los rayos solares penetren y mejore la aireación. Todas estas actividades promueven la producción del fruto en el futuro. La poda de los avellanos maduros se realiza anualmente o cada dos años.

    No hay trucos del almendruco para podar un avellano, y obtener un buen resultado, dependerá , por lo general, de la pericia del podador. Sin embargo, hay algunos criterios que debemos tener en cuenta a la hora de podar avellanos. Para realizar una poda en condiciones, vamos a ver todo lo que debes saber sobre la poda de avellanos. Presta atención a estos consejos:


    MENÚ RÁPIDO

    1.- ¿Cual es la mejor época para podar los avellanos?
    2.- ¿Qué necesitas para podar un avellano?
    3.- Cómo podar avellanos
    3.1. - Cómo podar un avellano joven
    3.1.1 - Poda de formación del avellano
    3.1.2 - Poda de fructificación del avellano
    3.2. - Cómo podar un avellano maduro
    3.2.1 - Poda de producción del avellano
    3.2.2 - Poda de rejuvenecimiento del avellano
    3.2.3 - Poda en verde del avellano
    4.- Vídeo Youtube - Cómo podar avellanos
    5.- ¿Qué hacer con los restos de poda?

    1.- ¿Cual es la mejor época para podar los avellanos?

    Si hay algo que tener en cuenta al planificar la poda de avellanos, son las heladas. El avellano, al igual que los demás árboles frutales, puede sufrir daños si se produce una helada después de podarlo. Por todo ello, siempre que haya riesgo de bajas temperaturas (cercanas a 0º) habrá que retrasar la poda hasta que el riesgo desaparezca.

    De esta manera, trataremos de hacer coincidir la poda con una época en la que el avellano no tenga actividad.

    Generalmente, una buena época para podar los avellanos es a finales de invierno o principio de la primavera, antes de que el árbol recupere su actividad y siempre que no haya riesgo de bajas temperaturas. Esto permitirá una menor perdida de sabia, y como es una época cercana a la etapa de crecimiento las heridas cicatrizarán rápido. En caso de climas con inviernos cálidos, la poda en otoño puede ser una buena opción.

    Si bien las podas importantes como pueden ser las de formación, producción o renovación deben realizarse en temporadas frías, no pasa lo mismo con la poda verde. Una buena época para la poda en verde de un avellano es a principios o mediamos del verano, es decir las estaciones en las que hace más calor.


    2.- ¿Qué necesitas para podar un avellano?

    Para podar avellanos necesitamos una serie de herramientas. Éstas dependerán del tipo de poda y la altura del frutal. A continuación te mostramos las principales herramientas que se utilizan para la poda de avellanos:

  • Tijeras de podar. Hay de varios tipos:

    - Tijeras de podar de una mano: con la que podremos cortar ramas de hasta 2,5 cm de diámetro. Estas tijeras son más recomendables para podas en verde.

    - Tijeras de dos manos: con las que podremos cortar ramas de hasta 5 cm de diámetro.

  • 👉 Las Mejores Tijeras de Podar de una y de dos manos - Guía de compra

  • Sierra. Se utilizan para serrar ramas de entre 5 y 20 cm de diámetro. Para las ramas más grandes y los troncos vamos a necesitar una motosierra.

  • 👉 Las Mejores Sierras de Poda [Eléctricas y Manuales]

  • Motosierra. Se usan para cortar troncos gruesos de más de 20 cm. Existen motosierras eléctricas que funciona con batería o con cable de alimentación, y motosierras de gasolina. Estas últimas son más potentes.

  • 👉 Las Mejores Motosierras de Poda de 2020 - Tabla Comparativa

  • Podadora de altura. Se llaman así a las tijeras, sierras o motosierras con mangos telescópicos que permiten llegar a las ramas más altas. Con estas herramientas podemos cortar ramas a una altura de unos 5 o 6 m.

  • 👉 Las Mejores Podadoras de Altura de 2020 - Guía de compra

  • Escalera de tijera. Es importante cumplir las normas de seguridad y no colocarse en lo alto de la escalera haciendo equilibrio. Recuerda que debes colocarte unos escalones más abajo y que la cintura no debe sobrepasar el último escalón. Las caídas en altura son peligrosas en este tipo de tareas.

  • Elementos de seguridad como guantes, gafas, equipación, botas,... No olvides protegerte y trabajar de forma segura.

  • Es recomendable desinfectar las herramientas de corte antes de la poda. Esto ayudará a prevenir enfermedades en los frutales.


    3.- Cómo podar avellanos

    Para podar avellanos lo primero que tenemos que conocer es el tipo de poda que vamos a realizar, y para eso necesitamos saber la edad del frutal. No es lo mismo realizar una poda para un avellano joven, que está creciendo y requiere una poda de formación, que podar uno maduro, en el que tendremos que orientar la poda más a la producción y a facilitar la recogida de la cosecha.

    3.1. - Cómo podar un avellano joven

    Por lo general, un avellano pasa de joven a maduro entre los 6 y los 10 años. Esto es muy relativo, ya que dependiendo del clima, la zona, la variedad,... los árboles envejecen de formas distintas. Si tiene menos de 5 años es seguro que hay que hacerle una poda de formación, a los 5 o 6 años una de fructificación, y de ahí en adelante podas de producción anuales o cada dos años.

    Las podas durante este periodo de desarrollo deberán estar orientadas a determinar la estructura principal sobre la que crecerá el árbol. A continuación veremos los tipos de poda que tenemos que realizar en esta fase:


    3.1.1 - Poda de formación del avellano

    Consiste en encauzar el crecimiento y la formación del árbol cuando éste aún es joven. Como es una poda bastante drástica, se hace cuando el árbol está en reposo, es decir, al principio de la primavera, o en otoño para zonas donde los inviernos no son demasiado fríos.

    La haremos como se indica a continuación:

  • El 1er año, se recortan todas las ramas del avellano. De esta manera, brotarán ramas más bajas.

  • El 2º año se recortarán un poco las ramas principales. Las ramas inferiores las dejamos, menos las que broten desde la mitad inferior del tronco.

  • El 3º año podamos un poco las ramas principales, a 2/3 de longitud, y eliminamos las ramas que estén creciendo hacia el interior del avellano.

  • 3.1.2 - Poda de fructificación del avellano

    Este tipo de poda se realiza con el objetivo de establecer las ramas principales productivas.

    En esta poda elegiremos las 3 o 4 ramas principales que queremos que sean la estructura del árbol. Estas ramas no deben tener demasiada inclinación, ya que así evitaremos que en el futuro se rompan por el peso.

    Así pues, recortaremos un poco las ramas principales y podaremos los chupones que broten de ellas, estableciendo así la estructura base sobre la que crecerá el árbol.


    3.2. - Cómo podar un avellano maduro

    La poda de un avellano maduro se hace para mantener su forma y despejar el interior de la copa del árbol. Es la denominada poda de producción. También podemos hacer durante esta fase podas de rejuvenecimiento y podas en verde. A continuación vamos a ver cómo se realizan estos tipos de poda:

    3.2.1 - Poda de producción del avellano

    Este tipo de poda se realiza cuando el árbol es productivo para aprovechar la cantidad de luz solar captada por la copa. De esta manera se consigue mejorar la cantidad y calidad del fruto.

    Se trata de una poda de limpieza cuyo fin es facilitar la entrada de luz para beneficiar la producción. Se buscan copas con entrantes y salientes para aprovechar al máximo la entrada de luz. Así pues, se cortarán también las ramas poco productivas para que salgan otras nuevas.

    Por tanto, lo que conseguimos con este tipo de poda es mejorar el rendimiento del avellano y conseguir un fruto de mayor calidad.

    Para realizar la poda de producción debemos seguir estos pasos:


  • Primero eliminaremos los chupones más grandes, ya que son poco productivos y frenan el desarrollo de la rama.

  • No debemos quitar todos los chupones. Las brotaciones más débiles situadas en el interior de la copa las dejaremos para sombrear la madera que forma la estructura del avellano

  • Debemos cortar las ramas más bajas, ya que son las que reciben menos iluminación y, por lo tanto, producen los frutos de peor calidad.

  • Es recomendable que la copa tenga una forma lobulada, con muchos entrantes y salientes para aumentar así la exposición y conseguir un mejor aprovechamiento de la luz solar. También podaremos las ramas entrelazadas del interior de la copa, así como aquellas que estén dañadas, rotas o enfermas.

  • No debemos realizar podas excesivamente intensas de ramas finas, ya que lo único que se consigue es disminuir la relación hoja/madera. Evitaremos así el exceso de madera, que reduce la capacidad de renovación de las ramas productivas.

  • Vamos a repasar los tipos de poda vistos hasta ahora con esta infografía:

    Poda de frutales - Infografía

    3.2.2 - Poda de rejuvenecimiento del avellano

    La poda de rejuvenecimiento, también llamada poda de renovación, se realiza en árboles con indicios de envejecimiento después de haber estado produciendo mucho tiempo, entre 20 y 40 años. Estos síntomas pueden ser:

  • Hojas más pequeñas y de color amarillento
  • Baja producción
  • Pérdida de follaje en el interior del árbol

  • Es una poda drástica, para rejuvenecer el avellano, aunque también se puede hacer de forma progresiva.

    Poda drástica de rejuvenecimiento: En el primer caso lo que hacemos es eliminar todo el follaje del árbol, dejando prácticamente la base del tronco y las ramas principales para que vuelvan a crecer.

    Poda progresiva de rejuvenecimiento: Consiste en ir podando desde lo alto de la copa hasta la base de las ramas. Se hace por fases, cada 3 años iremos cortando una de las cuatro ramas principales del ábrol.


    3.2.3 - Poda en verde del avellano

    En verano se pueden realizar podas de renovación o podas en verde.

    Aunque se pueden realizar en cualquier época del año, lo normal es hacerlas a finales del mes de agosto, cuando el avellano apenas tiene actividad a causa de las elevadas temperaturas.

    Se hace para controlar el crecimiento de los chupones o retallines, eliminando los que no son aprovechables para el avellano.

    4.- Vídeo Youtube - Cómo podar avellanos

    Vamos a ver en vídeo cómo se realiza la poda del avellano ¡Dale al Play!



    5.- ¿Qué hacer con los restos de la poda?

    Una vez terminada la poda no ha acabado todo el trabajo, nos falta deshacernos de los restos de ramas. Pero ¿qué hacemos con ellos?... Bien, tenemos varias opciones:

  • Utilizar una trituradora de ramas. Este tipo de máquinas nos facilita mucho la vida y además es lo ideal para el cultivo, ya que el material triturado se extiende y enriquece el suelo de materia orgánica. Hoy en día existen en el mercado biotrituradoras para uso doméstico al alcance de cualquier bolsillo.

  • Las Mejores Trituradoras de Ramas para Poda Las Mejores Trituradoras de Ramas para Poda Las Mejores Trituradoras de Ramas - Biotrituradoras
    En esta guía te mostramos las mejores trituradoras de ramas, así como sus características, ventajas y desventajas, para que sepas qué máquina se ajusta más a tus necesidades. ¡Vamos a verlas!

  • Quemar las ramas. Para ello tenemos que pedir un permiso en el ayuntamiento que corresponda. Hay días en los que no está permitido hacer fuego, por lo que debemos informarnos previamente y pedir los correspondientes permisos.

  • Hacer leña para estufas, hornos, chimeneas,... Para ello hay que preparar los restos de ramas y troncos, cortarlos en tacos y hacer trozos más pequeños, deshaciéndonos de las hojas, las cuales esparciremos por el cultivo. También se puede vender esta madera, por ejemplo a negocios que requieran un horno de leña, como panaderías, pizzerías,...


  • ¡Y esto ha sido todo! Si te ha gustado esta entrada, por favor ayúdanos a difundirla compartiéndola en tus redes sociales 👇 ¡Muchas gracias!


    TE PUEDE INTERESAR...
    Las Mejores Tijeras de Podar
    Las Mejores Tijeras de Podar de una y dos manos
    Las Mejores Sierras de Podar
    Las Mejores Sierras de Podar [Eléctricas y Manuales]
    Las Mejores Podadoras de Altura
    Las Mejores Podadoras de Altura [Guía de compra 2020]
    Las Mejores Motosierras de Poda
    Las Mejores Motosierras de Poda de 2020
    Las Mejores Trituradoras de Ramas
    Trituradoras de Ramas[Guía de Compra 2020]
    ¿Cómo y cuándo se hace la poda del avellano?
    ¿Cómo y cuándo se hace la poda del avellano?
    TE PUEDE INTERESAR...
    Las Mejores Tijeras de Podar
    Las Mejores Tijeras de Podar de una y dos manos
    Las Mejores Sierras de Podar
    Las Mejores Sierras de Podar [Eléctricas y Manuales]
    Las Mejores Podadoras de Altura
    Las Mejores Podadoras de Altura
    Las Mejores Motosierras de Poda
    Las Mejores Motosierras de Poda de 2020
    Las Mejores Trituradoras de Ramas
    Trituradoras de Ramas [Guía de Compra 2020]
    Poda del Tilo - ¿Cuándo y cómo hacerla?
    Poda del Tilo - ¿Cuándo y cómo hacerla?


    © 2021 Manualdepoda.com
    Privacidad · Política de cookies · Contacto
    En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.