Cómo injertar un Ciruelo con éxito


🔖 Injertos 📆 19/03/2021

Para injertar un ciruelo con éxito, hay que tener en cuenta cuál es la mejor época, las compatibilidades de este árbol frutal y las diferentes técnicas que se pueden utilizar para garantizar el éxito.

Con práctica y tiempo, verás que injertar un ciruelo es un proceso que requiere tiempo, pero es realmente sencillo y te ayuda a conseguir frutos más deliciosos y, de paso, aprender a injertar árboles frutales para obtener una mayor producción de diferentes variedades, tanto de ciruelos como de otros árboles frutales.


¿Cuál es la mejor época para injertar un ciruelo?

El ciruelo es una especie versátil que puede injertarse en diferentes épocas del año. Esta época dependerá del tipo de injerto que se realice, que a su vez depende del estado del árbol y el grosor de la rama o patrón que recibirá el injerto.

Si quieres realizar el injerto a finales de invierno o principios de primavera, antes de que el ciruelo comience a florecer o a dar nuevas hojas, la mejor técnica será el injerto de púa. Por el contrario, si ya se ha movilizado la savia y la corteza de las ramas se separa de la madera con facilidad, conviene recurrir a un injerto de yema.

Estos injertos de yema pueden practicarse desde finales de primavera hasta finales de verano, protegiendo el injerto de ciruelo de la desecación o dejándolo para los días más nublados.


Compatibilidad del injerto de ciruelo

Las yemas o las púas del ciruelo se pueden injertar sobre patrones de diferentes árboles compatibles, además del ciruelo, como es obvio. Para realizar un injerto de ciruelo, puedes utilizar como patrón un ciruelo, un almendro, un albaricoquero, un endrino, un melocotonero, una nectarina o un paraguayo.

También hay yemas o púas de otros árboles frutales que pueden injertarse sobre patrones de ciruelo, como las yemas de albaricoquero, almendro, ciruelo, endrino, melocotonero y paraguayo.

¿Qué técnicas de injerto utilizar para injertar ciruelos?

Existen tres técnicas idóneas para injertar un ciruelo. Cada una de estas técnicas se aplicará según el caso de cada ciruelo. Estas técnicas son:


  • Injerto de hendidura: el método más fácil y efectivo, perfecto si has realizado pocos injertos o ninguno. Se realiza a finales de invierno o comienzos de primavera, cuando el ciruelo aún no tiene hojas. Se precisan al menos dos púas de la variedad que quieres propagar en el pie del ciruelo.

  • Injerto de corona: otro tipo de injerto de púa. Es muy apropiado para ramas gruesas en las que es complicado practicar una hendidura.

  • Injerto de escudete: se trata de un injerto de yema más complicado, por lo que no es tan apto para neófitos. Implica trabajar con partes más pequeñas; a cambio, ofrece muy buenos resultados si se siguen bien las instrucciones y se realiza en la época adecuada.

  • ¿Cómo injertar un ciruelo?

    Puedes injertar un ciruelo utilizando un sistema simple de cinco injertos de hendidura con dos púas. Con una sierra de mano, corta las cinco ramas principales del ciruelo escogido, con cortes limpios y con una pequeña inclinación. Acto seguido, con la parte recta de una rozadera, haz una hendidura de unos 4 centímetros y perpendicular en cada uno de los cinco cortes. Si tienes dudas sobre cómo hacerlo consulta este vídeo:



    Es importante que tengas en cuenta tres puntos fundamentales a la hora de ejecutar esta técnica:


  • La forma de colocar las púas en el patrón.
  • Procurar que los cámbiums de las cortezas del patrón y la púa coincidan en la máxima superficie posible.
  • Utilizar cinta cicatrizante para injertos.

  • Injerta tres ramas del patrón con tres variedades de ciruelos, colocando dos púas de la misma variedad por rama. En las otras dos ramas puedes poner cuatro púas de un ciruelo europeo autóctono, perfecto para producir ciruelas negras al ser más tardío.

    Un mes más tarde, observarás actividad en algunas yemas. Con el paso del tiempo podrás observar los éxitos y fracasos; en caso de éxito, a medida que pasen los meses puede que necesites colocar tutores para sujetar bien los brotes tiernos. Te recomendamos realizar la primera poda de formación cuando termine el periodo de heladas.



    ¡Y esto ha sido todo! Si te ha gustado esta entrada, por favor ayúdanos a difundirla compartiéndola en tus redes sociales 👇 ¡Muchas gracias!


    TE PUEDE INTERESAR...
    Las Mejores Tijeras de Podar
    Las Mejores Tijeras de Podar de una y dos manos
    Las Mejores Sierras de Podar
    Las Mejores Sierras de Podar [Eléctricas y Manuales]
    Las Mejores Podadoras de Altura
    Las Mejores Podadoras de Altura [Guía de compra 2020]
    Las Mejores Motosierras de Poda
    Las Mejores Motosierras de Poda de 2020
    Las Mejores Trituradoras de Ramas
    Trituradoras de Ramas[Guía de Compra 2020]
    Cómo y cuando injertar un Limonero
    Cómo y cuando injertar un Limonero
    TE PUEDE INTERESAR...
    Las Mejores Tijeras de Podar
    Las Mejores Tijeras de Podar de una y dos manos
    Las Mejores Sierras de Podar
    Las Mejores Sierras de Podar [Eléctricas y Manuales]
    Las Mejores Podadoras de Altura
    Las Mejores Podadoras de Altura
    Las Mejores Motosierras de Poda
    Las Mejores Motosierras de Poda de 2020
    Las Mejores Trituradoras de Ramas
    Trituradoras de Ramas [Guía de Compra 2020]
    Injertar Rosales ¿Cuando y cómo hacerlo?
    Injertar Rosales ¿Cuando y cómo hacerlo?


    © 2021 Manualdepoda.com
    Privacidad · Política de cookies · Contacto
    En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.